Avanzar al contenido principal

Ubicación

Tratamiento centralizado comparado con Tratamiento en el punto de uso

El tratamiento del agua potable se puede lograr en instalaciones centralizadas de tratamiento o en las viviendas o negocios individuales.

En ciudades grandes, las instalaciones de tratamiento de agua procesan grandes volúmenes de agua destinada para usos residenciales, comerciales e industriales. No obstante que las tecnologías pueden ser relativamente estándar, un sistema como tal puede tener una diversidad de infraestructura, incluidos los filtros, instalaciones de almacenamiento de productos químicos y de dosificación, depósitos de aguas clarificadas, bombas, tuberías, válvulas, equipo eléctrico, instrumentación y controles. El costo inicial es típicamente elevado. Pueden además requerir del desarrollo de las fuentes de agua, construcción de infraestructura, y la adopción de un sistema para distribuir el agua a los consumidores. En la mayoría de los países en vías de desarrollo donde existen dichos sistemas, el mantenimiento y las actualizaciones representan los principales desafíos. Estos sistemas pueden encontrarse financieramente fuera del alcance de las comunidades más pequeñas y con menores recursos económicos.

Las comunidades más pequeñas pueden reducir costos mediante el uso de plantas prefabricadas o “plantas en paquete”. Éstas son unidades disponibles comercialmente que involucran un grupo de procesos de tratamiento, tales como la dosificación de productos químicos, mezclado rápido, floculación, sedimentación, y filtración, en una unidad compacta, preensamblada. Típicamente, la mayoría de las plantas en paquete diseñadas para proporcionar filtración del agua no están equipadas para la desinfección, el control de la corrosión ni para la adsorción de contaminantes orgánicos por medio de carbón granular activado.

Donde las plantas de tratamiento comunitarias no están disponibles o no son fiables, el tratamiento del agua se vuelve una opción más individual. Los sistemas de tratamiento del agua en el punto de uso y en el punto de admisión se usan ampliamente en viviendas individuales y en empresas comerciales. En áreas más pobres, donde existen deficiencias significativas de recursos financieros y de aptitudes técnicas, el tratamiento de punto de uso y de punto de admisión quizá sean las únicas opciones de tratamiento. Por lo general, los sistemas de punto de uso se instalan donde se utiliza el agua para beber y cocinar, como en la llave de grifo de la cocina. En contraste los sistemas de punto de admisión, se instalan en el punto donde el agua ingresa al edificio y da tratamiento a toda el agua que se utilizará para cualquier propósito en ese lugar. Existen sistemas que pueden dar tratamiento a muchos contaminantes incluidos los aspectos meramente cosméticos (color y olor). Usualmente, algunas tecnologías no son viables para uso personal o residencial; éstas incluyen algunos procesos de aireación, filtración y desinfección y electrodiálisis.

Imágenes relacionadas

Opciones de página